Los dobladillos son un toque básico en el mundo de costura, son muy sencillos de hacer y es primordial conocer sus tipos y formas para diseñar hermosas prendas. Aquí te dejamos unas instrucciones para que aprendas a realizarlos.

Instrucciones:

  • Alinea bien la tela a trabajar, evita que queden puntas o rebajes.
  • Marca el dobladillo haciendo uso de una regla o cinta métrica y un marcador de aire o agua.
  • Fija la tela colocando alfileres en sentido horizontal.
  • Según el tipo de tela que trabajes, el dobladillo tendrá sus medidas; por lo general, suele ser de 5 a 7.5 centímetros, sin embargo, para telas muy finas, el dobladillo debe ser más estrecho.
  • Si puedes adquirir un accesorio llamado “medidor de  puntos” te sería genial, ya que con él es más fácil trazar los dobladillos y disminuye el margen de error.
  • A la hora de marcar la tela, te resultará más sencillo doblarla por la línea y planchar usando la punta hasta fijar el pliegue.
  • Para cuidar que no se vean los bordes y hacerlos invisibles dentro del dobladillo, es necesario hacer dos pliegues. El primero será marcado con las medidas dadas anteriormente dependiendo de la tela, para marcar el segundo debemos dejar 5mm.
  • Elige un color de hilo igual o que haga contraste con la tela.
  • Puedes coser tus dobladillos a mano o máquina, estudiando el tipo de tela que mejor se adapte a cada una de las formas.
  • Para coser el dobladillo, se hacen pequeños puntos en el borde dentro del pliegue, esto ayudará a esconder la costura dentro de la tela, aproximadamente cada 10 mm trazas un punto.

Sigue éstas instrucciones al pie de la letra y logra hacer en tus prendas hermosos dobladillos que vistan, cambien y combinen tus faldas y blusas.